Guía de Práctica Clínica para el Manejo de Pacientes con Insomnio en Atención Primaria.

Versión completa

V. resumida | Info. pacientes | Consulta rápida

  1. Introducción
  2. Alcance y objetivos
  3. Metodología
  4. Epidemiología del insomnio
  5. Conceptos, definición, características clínicas y clasificaciones
  6. Diagnóstico del insomnio
  7. Tratamiento del insomnio
  8. Información al paciente y adherencia al tratamiento
  9. Papel de enfermería
  10. Estrategias diagnósticas y terapeúticas
  11. Difusión e implementación
  12. Recomendaciones de investigación futura
  13. Anexos
  14. Bibliografía
  15. Listado completo de tablas y figuras

Abre nueva ventana: Apartado 12 en versión pdf
Descargar Apartado 12 (29 Kb)
Descargar GPC sobre Insomnio (1,99Mb)

12. Recomendaciones de investigación futura

12.1. Definición y diagnóstico del insomnio

Son necesarios estudios longitudinales de observación para identificar aquellos factores que afectan a la incidencia, la historia natural y la remisión del insomnio. Se podrían añadir preguntas sobre el insomnio crónico en los estudios de observación en curso que evalúan muchos determinantes potenciales de incidencia de insomnio, persistencia, y la remisión.

También se necesitan estudios específicos sobre la posible etiología genética del insomnio crónico. Es importante cuantificar la importancia de la historia familiar, con una búsqueda sistemática para genes específicos.

12.2. Intervenciones psicológicas

Es necesario que los estudios sobre intervenciones psicológicas para el insomnio definan con menos variabilidad los componentes de la terapia cognitivo-conductual (TCC) que utilizan.

Se deben realizar estudios adicionales para comparar las intervenciones de TCC y las intervenciones sólo conductuales. Así mismo también se necesita comparar cada técnica aplicada como única técnica, en relación a los parámetros de resultado.

Son necesarias más investigaciones que comprueben si hay una ventaja añadida de efectividad al proporcionar una combinación de intervenciones conductuales y de TCC frente a una terapia sola; e identificar en qué grupos de pacientes sea más apropiado la combinación o una intervención sola.

Es necesario utilizar instrumentos validados de evaluación de resultados, tanto objetivos como subjetivos, para evaluar la eficacia de las intervenciones.

Se pone de manifiesto la limitación que existe con los parámetros de resultados utilizados en los estudios sobre intervenciones conductuales y de TCC, porque se centran en la sintomatología del insomnio y no evalúan, por ejemplo, efectos como son la reducción de la morbilidad u otros más cualitativos como la mejora de la calidad de vida y del funcionamiento diurno de los pacientes. Sería necesario poder determinar si el insomnio, puede ser causa de incapacidad o baja laboral y si el tratamiento puede mejorar el funcionamiento intelectual y laboral.

Es necesario realizar estudios de mayor duración (seguimiento) para poder establecer conclusiones acerca de la eficacia a largo plazo de la terapia psicológica. Como hay una proporción importante de pacientes con insomnio crónico que aún beneficiándose de la terapia a corto plazo, permanecen vulnerables a episodios recurrentes, se necesitan más estudios para evaluar tanto la efectividad de este tipo de tratamiento a largo plazo, como las técnicas de mantenimiento para prevenir o reducir al mínimo la recurrencia del insomnio.

En el ámbito de AP en España las investigaciones deben avanzar en el conocimiento del efecto de las terapias psicológicas aplicadas en este contexto, midiendo además los efectos a largo plazo, incluyendo grupos control, procedimientos de ciego, y todo ello valorando el efecto sobre el consumo de hipnóticos.

En este ámbito es necesario validar la efectividad de estas intervenciones cuando son puestas en práctica por profesionales de AP.

También se necesitan estudios adicionales, de coste-efectividad, sobre las diferentes intervenciones de tratamiento psicológico del insomnio.

Existe también una necesidad de información sobre la adherencia al tratamiento con intervenciones psicológicas en el insomnio, para conseguir que los pacientes sean capaces de asimilarlas fácilmente, adaptarse y sentirse cómodos practicando, en casa, estas técnicas que han aprendido.

12.3. Intervenciones farmacológicas

Hipnóticos:

Se constata la necesidad de realizar más ECA, tanto a corto como a largo plazo y sin la existencia de posibles conflictos de interés, para profundizar en los efectos adversos de los hipnóticos y que a su vez hagan comparaciones entre benzodiacepínicos y no benzodiacepínicos.

Se necesitan más estudios sobre la relación beneficios/riesgos de los tratamientos con hipnóticos.

Es necesario realizar ECA de mayor duración para poder establecer conclusiones acerca de la eficacia y seguridad a largo plazo de los hipnóticos, tanto benzodiacepínicos como no benzodiacepínicos y utilizar cuestionarios que incluyan indicadores que midan la calidad de vida que llevan los pacientes con la medicación empleada.

Hay pacientes que consultan por insomnio haciendo uso crónico de fármacos; por lo que sería conveniente realizar estudios de programas de deshabituación farmacológica; así como evaluar la efectividad de dichos programas.

Se necesitan más ECA, tanto a corto como a largo plazo, que puedan confirmar los resultados de:

  1. - Efectividad y viabilidad del tratamiento farmacológico como uso intermitente o como utilización “a demanda de las necesidades del paciente”, a corto y sobre todo a largo plazo.
  2. - Eficacia de la formulación de liberación retardada de algunos hipnóticos.

Antidepresivos:

Hacen falta más estudios sobre la efectividad y seguridad de los antidepresivos sedantes trazodona, doxepina, amitriptilina y mirtazapina en el tratamiento del insomnio que no esté asociado a trastornos de depresión. Se necesita también evaluar la efectividad de forma tanto objetiva como subjetiva.

Se necesitan más investigaciones, sin la existencia de posibles conflictos de interés, y con un tamaño muestral mayor, para determinar la importancia clínica de los cambios que han resultado significativos en los ECA realizados hasta el momento, con estos fármacos.

Otros fármacos:

Se necesitan ECA sobre la eficacia a largo plazo del uso del ramelteon comparado con otros medicamentos, para determinar su eficacia relativa para el insomnio, con respecto a otras opciones farmacológicas.

Se necesitan más trabajos sobre la eficacia y seguridad de fármacos anticonvulsivantes y antipsicóticos como la gabapentina, tiagabina, quetiapina y olanzapina.

12.4. Otros tratamientos

Se requiere más investigación, con ECA de tamaño muestral mayor, para determinar la eficacia, efectos de retirada y reacciones adversas de la melatonina en pacientes con insomnio crónico. También es necesario determinar cuales son las dosis adecuadas.

También son necesarios estudios, basados en muestras más grandes y en los que se tenga en cuenta la posible influencia de la dosis, que obtengan pruebas concluyentes sobre la utilidad de melatonina como facilitador de la interrupción del uso de las BZD.

Es necesario desarrollar más estudios, aleatorizados, doble ciego y de mayor tamaño muestral, que informen sobre el efecto a largo plazo y sus potenciales efectos adversos, de la acupuntura y/o sus variantes, para poder obtener conclusiones definitivas de su utilidad.

Se necesitan ECA que incluyan muestras más grandes y que comparen la valeriana con el placebo u otras intervenciones utilizadas para tratar el insomnio. También se necesita determinar cuales de las presentaciones de productos que hay en el mercado y las dosis de valeriana podrían ser eficaces. Así mismo es necesario ECA de tamaño muestral mayor que evalúen la actividad sedante de esta planta con otras combinaciones de plantas.

Se necesitan estudios que evalúen la eficacia específica para el insomnio de tratamientos herbales con plantas sedantes como la pasiflora, la amapola de California, lavanda, melisa L y el tilo.

Es necesario contar con ensayos adicionales, bien diseñados y con un número suficiente de pacientes, para comparar el efecto de las hierbas medicinales con el de otros tratamientos usados en el insomnio crónico, y poder extraer así conclusiones robustas acerca de la efectividad y la seguridad de esta terapia como una opción de tratamiento.

Se necesitan estudios prospectivos para identificar tratamientos de autoayuda aplicables en AP con los que se puedan encontrar resultados satisfactorios (biblioterapia y programas on-line). En el contexto de AP se debe examinar la viabilidad de usar de forma dirigida los manuales de autoayuda y evaluar la rentabilidad de su uso, determinándose la duración óptima de la intervención para cada caso, así como cuánta participación profesional se requiere para que se produzca un cambio positivo en los pacientes con insomnio.

12.5. Tratamiento de personas mayores

Se necesitan estudios que cuantifiquen y comparen los beneficios potenciales y los riesgos, de la utilización de hipnóticos, benzodiacepínicos y no benzodiacepínicos, para pacientes de más de 60 años.

Se necesitan más ECA, con calidad metodológica (homogeneidad en cuanto a vida media, potencia y dosis de los hipnóticos utilizados, así como de las características de los pacientes y de las medidas de resultado utilizadas) que hagan comparaciones entre las distintas familias de hipnóticos.

Se necesitan estudios en pacientes con insomnio no asociado a depresión para obtener una conclusión significativa de la eficacia de la trazodona, mirtazapina, escitalopram o trimipramina.

Existe una necesidad de aclarar la efectividad o no de clometiazol en el tratamiento del insomnio en los mayores.

Se necesitan más ECA, con pacientes mayores y con grupo placebo, para poder extraer conclusiones acerca de la efectividad de varios métodos de interrupción de tratamiento farmacológico con BZD en pacientes mayores de 60 años insomnes. Habría que considerar cuestiones como: el papel que desempeña la motivación de los pacientes mayores en la minimización que realizan sobre los inconvenientes (efectos adversos) del consumo de estos fármacos; la sobrevaloración, por parte de los médicos, de la dificultad que pueda conllevar su disminución y retirada.

Se necesitan más ECA, de mayor tamaño muestral y más concluyentes para demostrar la efectividad de la melatonina en los insomnes mayores, en los que, precisamente, los niveles endógenos de melatonina son menores.

Hay necesidad de futuras investigaciones sobre la efectividad de programas de ejercicio físicos diseñados para pacientes con más de 60 años de edad.

A la vista de los resultados prometedores obtenidos con la fototerapia en trastornos de sueño asociados a patologías como demencia (incluyendo Alzheimer) y depresión, está justificada la realización de investigaciones futuras en pacientes con insomnio no asociado a otros trastornos.


Última actualización: mayo de 2010

Ministerio de Ciencia e InnovaciónLogo del Ministerio de Sanidad y Política SocialLogo del Plan de Calidad del Sistema Nacional de SaludLogo de Agencia Laín Entralgo

Copyright | Ayuda | Mapa