Guía para jóvenes y adultos con Diabetes tipo 1 y en tratamiento intensivo

gpc desactualizada
Nota: Han transcurrido más de 5 años desde la publicación de esta Guía de Práctica Clínica y está pendiente su actualización. Las recomendaciones que contiene han de ser consideradas con precaución teniendo en cuenta que está pendiente evaluar su vigencia.

GUÍA PARA JÓVENES Y ADULTOS CON DIABETES TIPO 1
Y EN TRATAMIENTO INTENSIVO

Capítulo 11. SITUACIONES ESPECIALES

Días de enfermedad

Los problemas de salud más frecuentes son: infecciones –como la gripe-, fiebre, diarrea y vómitos.

Las enfermedades en una persona con Diabetes pueden ocasionar:

• Aumento de la glucemia
• Presencia de acetona
• Mayor tendencia a la deshidratación.

Recomendaciones generales

• Hacer reposo.
• Vigilar la temperatura; si hay fiebre, tomar antitérmicos.
• No abandonar nunca la Insulina habitual.
• No dejar de hacer autoanálisis. Si están altos, aumentar la frecuencia de los mismos, por ejemplo, a media mañana, media tarde y al acostarse y añadir Análogo de Insulina Rápida/Ultrarrápida o Insulina Rápida47 .
• Analizar la cetona en orina. Si es positiva y la glucemia es superior a 250 mg/dl, hay que realizar un nuevo control y seguir las pautas recomendadas48.
• Ante la falta de apetito, intentar comer en cada toma los alimentos que contienen CH; el resto de nutrientes, tomarlos en pequeñas cantidades, según se tolere.
• Si hay vómitos, realizar una dieta en la que se asegure un aporte de 100 gramos de CH al día49.
• Si hay diarrea intensa, suprimir la leche y sustituirla por yogures, tomar sopas de arroz, puré de zanahorias y patatas, manzana, etc. para mantener el aporte necesario de CH.
• Ingerir líquidos: alrededor de 2/3 litros al día en forma de té, zumo de limón, agua, etc.
• Las proteínas (huevos, carnes, pescados), tomarlos libremente en la cantidad que se tolere y según el apetito (cocinados hervidos o a la plancha).

Consulta a tu médico

• Si la enfermedad no mejora en 48 horas.
• Si tienes cualquier duda sobre lo que debes hacer.

Analítica, Pruebas y Cirugía

La Diabetes, en principio, no contraindica ninguna intervención quirúrgica. Será conveniente que esté bien controlada antes de la intervención.

En el caso de realizar un análisis en ayunas: no te pongas la Insulina hasta que vayas a desayunar.

Si van a realizarte alguna prueba:

• Manten la Insulina Basal.
• Si la prueba te permite desayunar y/o comer, debes ponerte tu Insulina rápida habitual.
• Ante pruebas complejas o dudas, consulta a tu endocrino.
• Ante una cirugía menor y mayor:
    - En estas situaciones es necesario ajustar el tratamiento, por lo que deberás consultar con tu equipo diabetológico.
    - Una hiperglucemia moderada no es inconveniente para realizar la cirugía, si la situación lo requiere.

    _________________________________
    47 Administrar Análogo de Insulina Rápida/Ultrarrápida o Insulina Rápida siguiendo las pautas del Capítulo 7: Hiperglucemia y Cetosis.
    48 Ver Capítulo 7: Hiperglucemia y Cetosis.
    49 Este aporte de CH se consigue con la ingesta de zumos naturales, bebidas de cola, refrescos con azúcar, etc. cada 20-30 minutos.

Viajes y vacaciones

• Planea el viaje o las vacaciones por adelantado, para ello, consulta con tu endocrino lo que consideres conveniente.
• Infórmate sobre la necesidad de vacunaciones y medicación preventiva.
• Lleva el informe médico donde se refleje la necesidad de ponerte Insulina.
• Si viajas al extranjero conviene llevar el informe también en inglés.
• Si viajas a países cálidos la absorción de Insulina puede aumentar y podría ser necesario disminuir la dosis de la rápida.
• Prepara la medicación, especialmente la Insulina. Lleva una provisión de Insulina en cantidad sufi ciente porque en determinados países podrías no encontrarla. Si viajas en avión, es mejor que la lleves contigo y no la factures. Los scanner de los aeropuertos no estropean la Insulina. Hay estuches especiales que mantienen la temperatura, pero puede servir cualquier maletín. Además, debes llevar el material necesario para el autocontrol (glucómetro, tiras reactivas, lancetas, etc.).
• Lleva glucagón.
• Ten en los cuenta los horarios y la composición de las comidas para ponerte la Insulina correspondiente.
• Si hay diferencia horaria en viajes intercontinentales, debes mantener las dosis de Insulina rápida en las ingestas que realices durante el viaje y adecuar la Insulina Basal al nuevo horario, manteniéndola aproximadamente cada 24 horas.
• Lleva algún alimento (bocadillo, fruta, galletas, líquidos) ante cualquier retraso o imprevisto que pueda sucederte lejos de un lugar donde sirvan comida.
• Ten en cuenta que, en ciertos países, el riesgo de coger infecciones (gastroenteritis) es mayor. En estos casos, extrema las precauciones y las medidas higiénicas.
• Si en vacaciones realizas más ejercicio de lo habitual, excursiones, etc. puede ser necesario disminuir la dosis de Insulina.

Una buena educación diabetológica te hará desenvolverte en cualquier situación y país.

 

 

 

 

 

Recomendaciones para viajar en coche

Hay unos consejos generales que debe seguir todo conductor:

• Mantenerse prudente.
• No ingerir bebidas alcohólicas.
• Realizar descansos en intervalos de 2 horas.
• Tomar comidas ligeras.
• El conductor con Diabetes además debe:
   - Ser previsor, tener en cuenta los imprevistos y llevar consigo raciones de CH (pan, galletas, fruta, azúcar, etc.).
   - Antes de ponerse a conducir, medirá su glucemia que deberá estar por encima de 90 mg/dl. En caso contrario, tomará una ración de CH.
   - Mantener las ingestas habituales y el tratamiento con Insulina.
   - Podrá retrasar una ingesta si las circunstancias lo requieren, en ese caso, comprobará su glucemia y, si está por debajo de 90 mg/dl, tomará una ración de CH.
   - Si, a pesar de estas precauciones, notase síntomas de hipoglucemia deberá parar la conducción y proceder como se indica en el Capítulo 6 relativo a la Hipoglucemia.

 

Fiestas y celebraciones

A la hora de comer en celebraciones y fiestas ten en cuenta lo siguiente:

Los aperitivos:

- Sin CH: mariscos (quisquillas, mejillones, etc.), mariscos enlatados* (berberechos, etc.), encurtidos* (pepinillos, cebolletas, etc.), verduras (champiñones, pimientos, alcachofas al horno o a la plancha, etc.), embutidos* (jamón, lomo, quesos curados, etc.). Este último grupo ha de consumirse con moderación por el elevado aporte calórico que tienen.
- Ricos en CH: patatas fritas*, frutos secos*, galletitas saladas*, croquetas, etc. Ten en cuenta también su contenido calórico.

*No está recomendado su consumo habitual, por su alto contenido en sal.

Tendrás que ajustar la Insulina, si es necesario.

Los postres:

- Postres típicos de fiestas navideñas, tartas, turrones, cocas, etc. aportan alrededor de un 40% de CH (40 g por cada 100 g de alimento), principalmente de absorción rápida.

Si los consumes, es mejor hacerlo al final de las comidas, añadiendo Insulina rápida, si es preciso.

Recuerda: en las celebraciones pueden predominar las proteínas y grasas sobre los CH, debes tenerlo en cuenta para ajustar la Insulina rápida.

 

Página 15

Última actualización: noviembre de 2012

Logo Ministerio de Ciencia e InnovaciónLogo del Ministerio de Sanidad y Política SocialLogo del Plan de Calidad del Sistema Nacional de SaludLogotipo del Gobierno Vasco