Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria.

V. resumida | Info. Pacientes | Consulta rápida

  1. Introducción
  2. Alcance y objetivos
  3. Metodología
  4. Definición y clasificación de los TCA
  5. Prevención de los TCA
  6. Detección de los TCA
  7. Diagnóstico de los TCA
  8. Actuaciones en los diferentes niveles de atención en los TCA
  9. Tratamiento en los TCA
  10. Evaluación de los TCA
  11. Pronóstico de los TCA
  12. Aspectos legales relativos a personas afectadas de TCA en España
  13. Estrategias de detección, diagnóstico y tratamiento en los TCA
  14. Difusión e implementación
  15. Recomendaciones de investigación futura
  16. Bibliografía

Abre nueva ventana: Apartado 09 en versión pdf
Descargar GPC sobre Conducta Alimentaria Abrir nueva ventana(8,04 Mb)

9. Tratamiento en los TCA

Nota: Debido a la extensión del "Apartado 9. Tratamiento en los TCA" y con el objeto de mejorar la navegación, se incluye este menú de navegación para acceder directamente a cada uno de sus secciones. El menú lateral de la izquierda, ayuda a la navegación interna de cada uno de los subapartados.

El tratamiento en los TCA exige la colaboración multidisciplinar y puede realizarse en diferentes niveles de atención y recursos asistenciales (ver capítulo 8, “Actuaciones de los diferentes niveles”).

Los objetivos del tratamiento en los TCA son los siguientes:

  1. Restaurar o normalizar el peso y el estado nutricional a un nivel saludable para el paciente en el caso de la AN (ver pregunta 9.1. de este capítulo).

    El soporte nutricional podrá ir desde una dieta basal, si la persona afectada presenta normonutrición, o bien dietoterapia específica (dieta oral) si coexiste con alguna patología asociada, hasta la práctica de una nutricional artificial (enteral oral o parenteral intravenosa) si existe una malnutrición energético-protéica grave.

    En el paciente ambulatorio, la realimentación habitual incluye seguir una dieta normal. En el hospital de día, el tratamiento es más intensivo y prolongado que a nivel ambulatorio. Cuando el tratamiento ambulatorio o de hospital de día es insuficiente, o el paciente presenta algún problema agudo, está indicado el ingreso hospitalario.
  2. Tratar las complicaciones físicas. Esta GPC no incluye el tratamiento específico de todas las potenciales complicaciones físicas (ver capítulo 4 “Definición y clasificación de los TCA”).
  3. Proporcionar educación sobre patrones alimentarios y nutricionales sanos. Además, se pueden entregar unas recomendaciones generales sobre los principios de la dieta equilibrada, en proporción, variedad y frecuencia de alimentos o más específicas según el tipo de TCA. Con la educación nutricional se pretende orientar a la persona afectada y a la familia respecto de la conducta a seguir e incrementar la motivación del paciente para que coopere y participe en el tratamiento (ver pregunta 9.2. de este capítulo).
  4. Modificar/Mejorar las disfunciones previas o adquiridas a consecuencia de los TCA (pensamientos, actitudes, sentimientos, conductas inadecuadas, etc.197-199), así como incrementar el peso, reducir/eliminar los atracones y purgas, depresión, entre otras variables clínicas de interés. Para ello se dispone de diferentes tratamientos:

    — Terapias psicológicas (ver preguntas 9.3.-9.8. de este capítulo).
    — Tratamientos farmacológicos (ver preguntas 9.9.-9.15. de este capítulo).
    — Combinación de intervenciones (ver pregunta 9.16. de este capítulo).

    El contrato terapéutico incluye el PTI (ver capítulo 8,“Actuaciones de los diferentes niveles”) y lo firman la persona afectada y el equipo multidisciplinar de profesionales de la salud implicados en la atención. Permite verificar que se ha informado y que la persona afectada ha aceptado el PTI.
  5. Tratar los trastornos asociados (comorbilidades), tanto psiquiátricos (incluyendo las alteraciones del estado de ánimo, la baja autoestima, la conducta, etc.) como físicos (diabetes mellitus, etc.) (ver preguntas 9.17. y 9.18. de este capítulo).
  6. Conseguir el apoyo familiar de la persona afectada del TCA y proporcionarle asesoramiento y terapia cuando sea necesario (ver capítulo 7, “Diagnóstico” y pregunta 9.6. en el apartado “Terapia familiar”).
  7. Prevenir las recaídas. Incluye abordar y prevenir situaciones que puedan favorecerlas y planificar estrategias para enfrentarse a ellas. Entre los aspectos que controlaremos cabe mencionar las variaciones del peso corporal, la solicitud de dietas y de fármacos por parte del paciente, el control de los hábitos alimentarios correctos, el uso de conductas purgativas, la práctica de ejercicio físico excesivo, el control de un correcto desarrollo pondoestatural y psicomotor, la detección de cualquier desequilibrio emocional o presión ambiental y el control y la atención a la familia200, 201.
  8. El tratamiento en los casos de TCA crónicos, así como la atención de los TCA ante situaciones especiales como el embarazo y el parto, se describen al final de este capítulo (ver preguntas 9.19. y 9.20. de este capítulo, respectivamente).

arriba

Bibliografía del apartado 09


  1. 197. Saldaña C. Tratamientos psicológicos eficaces para trastornos del comportamiento alimentario. Psicothema. 2001;13(3):381-92.
  2. 198. Borrego Hernando O. Tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria: anorexia y bulimia. Inf Ter Sist Nac Salud. 2000;24(2).
  3. 199. Nicholls D,Viner R. Eating disorders and weight problems. BMJ. 2005;330:950-3.
  4. 200. Gil MI, Candela JP, Cecilia M.Atención primaria y trastornos de la alimentación: nuestra actitud frente a ellos (I). Aten Primaria. 2003;31(3):178-80.
  5. 201. Gil MI, Candela JP, Cecilia M.Atención primaria y trastornos de la alimentación: ¿qué podemos hacer nosotros? (II). Aten Primaria. 2003;31(4):248-51.

Última actualización: abril 2009

Logo del Ministerio de Sanidad y Consumo Logo del Plan de Calidad del Sistema Nacional de SaludAgència d’Avaluació de Tecnologia i Recerca Mèdiques de Cataluña

Copyright | Ayuda | Mapa