Guía de Práctica Clínica sobre Tratamiento de Cáncer de Próstata.

V. resumida | Info pacientes | Consulta rápida

  1. Introducción
  2. Alcance y objetivos
  3. Metodología de la guía
  4. Clasificación del cáncer de próstata
  5. Cáncer de próstata localizado
  6. Cáncer de próstata localmente avanzado
  7. Cáncer de próstata en progresión bioquímica
  8. Cáncer de próstata diseminado
  9. Difusión e Implementación
  10. Recomendaciones de investigación futura
  11. Anexos
  12. Bibliografía
  13. Listado completo de tablas y figuras

Abre nueva ventana: Apartado 07 en versión pdf Descargar GPC Cáncer de Próstata (1,97 Mb)

7. Cáncer de próstata en progresión bioquímica

El paciente con cáncer de próstata en progresión bioquímica es aquel que, tras haber recibido un tratamiento primario con intención curativa, tiene un aumento del PSA (antígeno específico de la próstata) definido como "recidiva bioquímica".

7.1. Definición de progresión bioquímica

Pregunta para responder:

  • En pacientes con cáncer de próstata sometidos a prostatectomía o radioterapia con intención curativa, ¿cuál sería el mejor criterio analítico para el diagnóstico de progresión bioquímica?

 

El antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) es una proteína producida por las células prostáticas epiteliales, sean de carácter benigno o maligno. La medición del nivel de PSA es un aspecto fundamental en el seguimiento tras un tratamiento con intención curativa, que, como persigue eliminar completamente el tumor, disminuye los niveles de PSA a valores muy bajos4,17.

Se sabe que si después de un tratamiento radical el PSA se incrementa, esta situación precede en unos años a la recurrencia clínica del tumor174,185,192-195.

El desafío consiste en saber a partir de qué niveles este aumento del PSA tras tratamiento radical supone un riesgo significativamente alto de morbilidad o mortalidad, lo que se denomina progresión, recaída o recidiva bioquímica. Se ha discutido mucho sobre el límite de PSA que marca este mayor riesgo4,185,196,197.


7.1.1. Tras cirugía radical

En el estudio de Stephenson et al.185 se evalúan diferentes definiciones de progresión bioquímica tras prostatectomía radical. Encuentran que la situación que mejor se correlaciona con la progresión metastásica es la obtención de un valor de PSA ≥0,4 ng/ml y en aumento, lo que además tiene una probabilidad de progresión del PSA en los siguientes 4 años del 91%, y de tratamiento secundario o fracaso clínico en los siguientes 7 años del 62%. También concluyen que si se incrementa el nivel de corte del PSA sérico por encima de 0,4 ng/ml, la probabilidad de que a los 10 años el paciente siga libre de enfermedad es del 74% [IC 95%: 70–78%], lo que supone un aumento de los falsos negativos de progresión bioquímica.

Serie de casos
retrospectiva
(3)

Algunos grupos optan por adherirse a valores de 0,2 ng/ml o superiores debido a la mayor sensibilidad del método de cuantificación de los niveles séricos de PSA. La elección de un nivel de corte más bajo tiene como consecuencia una mayor tasa de intervenciones secundarias en pacientes con una probabilidad elevada de permanecer libres de enfermedad a los 10 años (falsos positivos).


7.1.2. Tras radioterapia

Hay varios estudios que analizan la mejor definición de progresión bioquímica tras radioterapia (externa o braquiterapia), como el estudio de cohortes retrospectivo de Horwitz et al.194, dos series de casos prospectivas publicadas por Kuban et al.197,198 y el documento de consenso de la American Society for Therapeutic Radiology and Oncology (ASTRO) publicado por Roach et al.196. Concluyen que para la radioterapia externa, la definición acordada por consenso por la ASTRO 2005 (PSA por encima de 2 ng/ml sobre el valor nadir) tiene los mejores valores de sensibilidad (72–74%) y especificidad (71–83%) para el fracaso clínico y a distancia. En cuanto a la braquiterapia, encuentran que también es la definición que mejor sensibilidad y especificidad ofrece. La tasa de falsos positivos es del 2% para la radioterapia externa (con o sin tratamiento hormonal neoadyuvante y/o adyuvante) y para la braquiterapia con hormonoterapia. En el caso de la braquiterapia sin tratamiento hormonal, la tasa de falsos positivos llega al 4%.

Diversos tipos de
estudios
(2-/3/3/4)

 

 

Resumen de la evidencia

3 En pacientes que recibieron prostatectomía radical, la obtención de un valor de PSA ≥0,4 ng/ml y en aumento, es la definición de progresión bioquímica que mejor se correlaciona con la progresión metastásica, con una probabilidad de progresión del PSA en los siguientes 4 años del 91%, y una probabilidad de tratamiento secundario o fracaso clínico en los siguientes 7 años del 62%185.
3 Si al definir progresión bioquímica en pacientes que recibieron prostatectomía radical, el nivel de corte del PSA sérico se sitúa por encima de 0,4 ng/ml, la probabilidad de que a 10 años el paciente siga libre de enfermedad es del 74% [IC 95%: 70–78%], lo que supone un aumento de falsos negativos. Si se utilizaran puntos de corte más bajos, habría una mayor tasa de falsos positivos185.
2-/4 /
3/3
En pacientes que recibieron radioterapia externa radical, la definición de progresión bioquímica de la ASTRO 2005 (PSA por encima de 2 ng/ml sobre el valor nadir) tiene los mejores valores de sensibilidad (72–74%) y especificidad (71–83%) para el fracaso clínico y a distancia194,196-198.
4/3 En pacientes que recibieron braquiterapia radical, la definición de progresión bioquímica que mejor sensibilidad y especificidad ofrece es la de la ASTRO 2005196,197.
2-/4 /
3/3
En pacientes que recibieron radioterapia radical, la tasa de falsos positivos de la definición de progresión bioquímica de la ASTRO 2005 es del 2% para la radioterapia externa (con o sin tratamiento hormonal neoadyuvante y/o adyuvante) y para la braquiterapia con hormonoterapia. En el caso de la braquiterapia sin tratamiento hormonal, la tasa de falsos positivos llega al 4%194,196-198.

Recomendaciones

D En pacientes prostatectomizados, se considerará recurrencia bioquímica de la enfermedad cuando los niveles séricos de PSA superen los 0,4 ng/ml.
D En aquellos pacientes cuya intervención con intención curativa ha sido la radioterapia o braquiterapia, se considerará recurrencia bioquímica de la enfermedad cuando los niveles séricos de PSA se incrementen en 2 ng/ml sobre el PSA nadir.
arriba

7.2. Tratamiento de rescate tras cirugía

Pregunta para responder:

  • En el paciente con progresión bioquímica tras prostatectomía radical, ¿qué tipo de intervención de rescate es más eficaz y segura?

 

La prostatectomía radical es un tratamiento frecuentemente utilizado para el cáncer de próstata localizado. Las recurrencias locales de la enfermedad tienen lugar en más de un 33% de los pacientes a los 5 años tras la cirugía. La existencia de progresión bioquímica supone un riesgo de enfermedad metastásica del 34% a los 5 años de la prostatectomía radical. Tras la aparición de metástasis, la mediana de supervivencia es de 5 años199.

El tratamiento de rescate es el que se ofrece a pacientes en los que aparece progresión bioquímica con la intención de reducir los resultados adversos producidos por el cáncer de próstata avanzado (afectación localmente avanzada o diseminada). El manejo adecuado depende del tratamiento con intención curativa y de la situación del paciente200.

No se han localizado estudios que comparen directamente la radioterapia de rescate con el tratamiento hormonal inmediato.

Dos estudios analizan la supervivencia global tras la aplicación de radioterapia de rescate en pacientes prostatectomizados con progresión bioquímica. Se encuentra que la supervivencia a los 5 años está entre el 87% y el 95%190,199. Cuando la radioterapia se ofrece en el momento en el que la enfermedad es palpable, esta supervivencia es del 76% (p = 0,02)190.

Series de casos
(3)

 

 

En cuanto a la supervivencia libre de progresión en estos pacientes, diferentes publicaciones126,200-202 apuntan a que mejora de manera estadísticamente significativa si se aplica radioterapia de rescate a la recidiva bioquímica, definida con niveles de PSA comprendidos entre 0,6–2,5 ng/ml.

RS distintos
tipos
de estudios (3)

 

 

Analizando las series de casos de Stephenson et al.185 y de Pazona et al.200 se encuentran diversos factores que aumentan la probabilidad de estos pacientes de no responder a la radioterapia de rescate, como un tiempo de duplicación del PSA pretratamiento inferior a 10 meses, la existencia de afectación linfática o seminal, o un Gleason >7. De manera general, en pacientes con recaída bioquímica, tener un tiempo de duplicación del PSA menor de 3 meses fue un factor pronóstico adverso para la supervivencia cáncer-específica y global en las publicaciones de Freedland et al.203 y D’Amico et al.204.

Series de casos
(3)

El estudio publicado por Moul et al.205 analiza la terapia hormonal temprana de rescate tras prostatectomía radical (iniciándola cuando se alcanzan valores de PSA ≤5 ng/ml), comparándola con hormonoterapia de rescate tardía (cuando existen signos y síntomas clínicos de progresión de la enfermedad). Observan que la hormonoterapia temprana sólo mejora de manera estadísticamente significativa la supervivencia libre de metástasis en un subgrupo de pacientes de alto riesgo: los que tienen un Gleason patológico >7, o duplicación del PSA inferior a 1 año (HR = 2,32; [IC 95%: 1,14–4,70]).

Estudio de
cohortes
retrospectivo
(2-)

 

 

Resumen de la evidencia

3 La supervivencia global a 5 años en pacientes prostatectomizados, con recurrencia bioquímica y radioterapia de rescate, está entre el 87% y el 95%190,199. Cuando la radioterapia se ofrece en el momento en el que la enfermedad es palpable, esta supervivencia es del 76% (p = 0,02)190.
3 Parece que la supervivencia libre de progresión mejora de manera estadísticamente significativa si se aplica RT de rescate a la recidiva bioquímica tras prostatectomía con niveles de PSA comprendidos entre 0,6–2,5 ng/ml126,200-202.
3 Son factores de riesgo de no responder a la RT de rescate tras cirugía: tener un tiempo de duplicación del PSA pretratamiento menor a 10 meses, la existencia de afectación linfática o seminal, o presentar Gleason >7185,200.
3 Tener un tiempo de duplicación del PSA menor de 3 meses fue un factor pronóstico adverso para la supervivencia cáncer específica y global en series de hombres con recaída bioquímica tras prostatectomía203,204.
2- La terapia hormonal temprana de rescate tras prostatectomía radical (iniciándola cuando se alcanzan valores de PSA ≤5 ng/ml), comparada con hormonoterapia de rescate tardía (cuando existen signos y síntomas clínicos de progresión de la enfermedad), sólo mejora de manera estadísticamente significativa la supervivencia libre de metástasis en un subgrupo de pacientes de alto riesgo: los que tienen un Gleason patológico >7, ó duplicación del PSA inferior a 1 año (HR = 2,32; [IC 95%: 1,14–4,70])205.

Recomendaciones

D A los pacientes con recurrencia bioquímica de la enfermedad tras prostatectomía radical, sin metástasis a distancia ni otros factores de riesgo, se les debe ofrecer radioterapia de rescate temprana, antes de que el PSA supere 2,5 ng/ml.
D La terapia hormonal de rescate puede indicarse a aquellos varones con recurrencia bioquímica tras prostatectomía radical y que además presenten progresión local sintomática o existencia de metástasis a distancia o duplicación de los niveles de PSA en menos de 10 meses.
arriba

7.3. Tratamiento de rescate tras radioterapia

Pregunta para responder:

  • En el paciente con progresión bioquímica tras radioterapia o braquiterapia con intención curativa, ¿qué tipo de intervención de rescate es más eficaz y segura?

El uso de la radioterapia como tratamiento definitivo de los nuevos casos diagnosticados de cáncer de próstata se ha incrementado de manera significativa en los últimos 30 años.
Se estima que un 76% de pacientes con buen pronóstico (cT1–cT2a y Gleason <6) y un 51% con pronóstico desfavorable (cT2b–cT3 ó Gleason >7) permanecen libres de recaída bioquímica a los 5 años del tratamiento curativo. A través de estudios por biopsia se ha puesto de manifiesto la persistencia de células neoplásicas en un 20–50% de los pacientes tras el tratamiento mediante radioterapia, lo que sugiere que, cuando no se consigue un control local adecuado de la enfermedad, existirá un empeoramiento de los resultados con un aumento de las metástasis a distancia tardías206.

No existen estudios aleatorizados que presenten resultados de comparaciones directas entre las distintas alternativas de rescate en los pacientes con progresión bioquímica tras tratamiento con intención curativa. Además, la comparación retrospectiva de los datos existentes presenta dificultades metodológicas debidas a las distintas definiciones de recidiva bioquímica utilizadas en los diferentes estudios207.


7.3.1. Hormonoterapia vs. esperar y ver

Faria et al.208 presentaron los resultados de 178 varones con recurrencia bioquímica asintomática tras radioterapia externa. Algunos recibieron tratamiento de rescate con terapia hormonal y en otros se optó por esperar y ver (watchful waiting). En estos pacientes no se produjo ninguna muerte por cáncer de próstata. Con una mediana de seguimiento de 7 años, la supervivencia global fue del 95% en el grupo de hormonoterapia y del 89% en el grupo de esperar y ver.

Estudio de
cohortes
(2-)

 

 

En un estudio publicado por Pinover et al.209, con 248 varones con tratamiento de rescate (hormonoterapia vs. esperar y ver), la tasa de supervivencia libre de metástasis a los 5 años fue de 88% vs. 92% (p = 0,74) en los que tenían un tiempo de duplicación del PSA ≥12 meses. En aquellos que presentaban un tiempo de duplicación del PSA <12 meses, se obtuvieron unos resultados de 78% vs. 57% (p = 0,0026).


Estudio de
cohortes
(2-)

 

 

7.3.2. Prostatectomía

Diferentes series206,210,211 presentan resultados del tratamiento de rescate con prostatectomía. La supervivencia cáncer-específica a 10 años fue del 73%, y a los 15 años del 60%. Cuando se practicó cistoprostatectomía en lugar de prostatectomía retropúbica, la supervivencia cáncer-específica a los 10 años fue mucho menor (38% vs. 77%; p <0,001). La frecuencia de las posibles complicaciones tras prostatectomía radical de rescate fue la siguiente: incontinencia urinaria (48%), extravasación urinaria (15%), contracción del cuello vesical (22%), daño rectal (4%) o daño renal (2%).

Series de casos
(3)

 

 

En la guía de práctica clínica de la European Association of Urology4 se recomienda que la prostatectomía de rescate se considere en pacientes con pocas comorbilidades, con una esperanza de vida de al menos 10 años, cT1–T2, Gleason <7 y PSA prequirúrgico <10 ng/ml.


Opinión de
expertos (4)

 

 

7.3.3. Braquiterapia

En un estudio (n = 49), la supervivencia global a los 5 años tras braquiterapia de rescate fue del 56% [IC 95%: 36–71%] y la supervivencia cáncer-específica del 79% [IC 95%: 58–91%]. Mediana de seguimiento: 2 años (rango: 3 meses a 6,5 años)212.


Serie de casos
(3)

 

 

7.3.4. Crioterapia

En otra serie (n = 116), la mortalidad cáncer-específica a 5 años fue de un 8,3% para la crioterapia de rescate y 5,4% para la prostatectomía radical, sin diferencias estadísticamente significativas. Apareció progresión bioquímica en el 66,7% de los tratados con crioterapia y en el 28,6% de los tratados con cirugía213.

Serie de casos
(3)

 

 

En otro grupo de pacientes tratados con crioterapia de rescate, con una media de seguimiento de 13,5 meses, hubo progresión bioquímica en el 58% de los pacientes. En 31% de los casos se obtuvieron niveles indetectables de PSA214.

Serie de casos
(3)

 

 

Los efectos adversos encontrados a los 12–13,5 meses tras crioterapia de rescate fueron frecuentes: incontinencia urinaria (28–73%), síntomas obstructivos (67%), impotencia (72–90%) y dolor perineal severo (8%)214,215.


Series de casos
(3)
arriba

7.3.5. HIFU

Sobre el uso de ultrasonidos focalizados de alta intensidad (HIFU) como tratamiento de rescate hay series de casos muy pequeñas con un periodo de seguimiento corto de las que no se pueden extraer conclusiones sobre eficacia216.

Resumen de la evidencia

2- En varones con recurrencia bioquímica asintomática tras radioterapia externa y tratamiento de rescate (hormonoterapia vs. watchful waiting), ninguna muerte fue por cáncer de próstata. Con una mediana de seguimiento de 7 años, la supervivencia global fue del 95% en el grupo de terapia hormonal y del 89% en el grupo de esperar y ver208.
2- En varones con tratamiento de rescate (hormonoterapia vs. watchful waiting) tras radioterapia, la tasa de supervivencia libre de metástasis a 5 años fue 88% vs. 92% (p = 0,74) en los que tenían un tiempo de duplicación del PSA ≥12 meses. Si el tiempo de duplicación del PSA fue <12 meses, se obtuvieron unos resultados del 78% vs. 57% (p = 0,0026)209.
3 En tratados con prostatectomía de rescate tras radioterapia, la supervivencia cáncer específica a 10 años fue del 73%, y a los 15 años del 60%210. Cuando se hacía cistoprostatectomía en lugar de prostatectomía retropúbica, la supervivencia cáncer específica a los 10 años era mucho menor (38% vs. 77%; p <0,001)206. Frecuencia de las posibles complicaciones tras prostatectomía radical de rescate: incontinencia urinaria (48%), extravasación urinaria (15%), contracción del cuello vesical (22%), daño rectal (4%) o daño renal (2%)206,211.
4 Se recomienda que la prostatectomía de rescate tras radioterapia se considere en pacientes con pocas comorbilidades, con una esperanza de vida de al menos 10 años, TNM ≤2, Gleason <7 y PSA pre-quirúrgico <10 ng/ml4.
3 En una serie pequeña (n = 49), la supervivencia global a los 5 años para la braquiterapia de rescate tras radioterapia fue del 56% [IC 95%: 36–71%] y la supervivencia cáncer específica del 79% [IC 95%: 58–91%]. Mediana de seguimiento: 2 años (rango: 3 meses a 6,5 años)212.
3 En pacientes con tratamiento de rescate tras radioterapia prostatectomía vs. crioterapia) y seguimiento medio: 4,6 años vs. 5,1 años, la mortalidad cáncer específica fue 5,4% vs. 8,3%, sin diferencias estadísticamente significativas. Pacientes con progresión bioquímica: 28,6% vs. 66,7%213.
3 En tratados con crioterapia de rescate tras radioterapia, con una media de seguimiento de 13,5 meses, hubo progresión bioquímica en el 58% de los pacientes. En el 31% se obtuvieron niveles indetectables de PSA214.
3 En tratados con crioterapia de rescate tras radioterapia, los efectos adversos encontrados a los 12–13,5 meses fueron frecuentes: incontinencia urinaria (28 a 73%), síntomas obstructivos (67%), impotencia (72 a 90%) y dolor perineal severo (8%)214,215.
3 Sobre el uso de los HIFU (ultrasonidos de alta intensidad) como tratamiento de rescate tras radioterapia, hay series de casos muy pequeñas con un periodo de seguimiento corto, de las que no se pueden extraer conclusiones sobre eficacia216.

Recomendaciones

D Se puede ofrecer prostatectomía radical de rescate tras tratamiento radioterápico a aquellos pacientes con recurrencia local que presenten pocas comorbilidades asociadas, una esperanza de vida de al menos 10 años, con cT1–T2, Gleason <7 y un PSA pre-quirúrgico <10 ng/ml.
D La terapia hormonal debe considerarse como una opción terapéutica de rescate en aquellos pacientes tratados mediante radioterapia y con recurrencia local de la enfermedad, a quienes no se les pueda ofrecer prostatectomía radical de rescate.
D La adopción de otras alternativas terapéuticas de rescate (crioterapia o ultrasonidos focalizados de alta intensidad) debe considerarse dentro del campo de la experimentación.
D RECOMENDACIÓN DE INVESTIGACIÓN:
Se deberían poner en marcha ensayos clínicos que evalúen las terapias de rescate locales en cuanto a supervivencia y calidad de vida, en varones con recaída bioquímica tras radioterapia o braquiterapia.
arriba

7.4. Momento de inicio de la hormonoterapia

Pregunta para responder:

  • En aquellos pacientes sometidos a tratamiento curativo que se encuentran en progresión bioquímica y en los que está indicado el tratamiento hormonal (tratamiento activo), ¿cuándo debe iniciarse éste?

Los objetivos del tratamiento del cáncer de próstata diseminado incluyen prolongar la supervivencia, prevenir síntomas de la progresión de la enfermedad, mejorar la calidad de vida y reducir la morbilidad debida al propio tratamiento16,217.

La terapia hormonal de supresión androgénica es una de las posibles alternativas de tratamiento. Se puede iniciar de forma temprana o precoz (cuando el paciente es diagnosticado de progresión bioquímica y está asintomático), o de manera diferida, (al aparecer signos y síntomas clínicos de progresión de la enfermedad)14,217.

Disponemos de una revisión Cochrane de Nair et al.217 que compara la terapia hormonal inmediata frente a la diferida en varones con cáncer de próstata avanzado (afectación localmente avanzada o diseminada). En estos pacientes no se encontraron diferencias para la supervivencia cáncer-específica al comparar el tratamiento inmediato y el diferido.

Revisión
sistemática de
ECA (1+)

El estudio de 1.352 pacientes publicado por Moul et al.205 analiza la terapia hormonal temprana de rescate en pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical (iniciada cuando se alcanzaban valores de PSA ≤5 ng/ml), comparándola con la hormonoterapia de rescate vs.tardía (cuando había signos y síntomas de progresión). Observaron que para la supervivencia libre de metástasis a 5 y 10 años no existían diferencias estadísticamente significativas [HR = 0,91 (IC 95%: 0,58–1,41)]. Sólo mejoraba de manera estadísticamente significativa en un subgrupo de pacientes de alto riesgo: los que tenían un Gleason >7 ó duplicación del PSA <1 año (HR = 2,32; [IC 95%: 1,14–4,70]).


Estudio de
cohortes
retrospectivo
(2-)

 

 

Resumen de la evidencia

1+ En varones con cáncer de próstata avanzado (afectación localmente avanzada o diseminada) no se encontraron diferencias para la supervivencia cáncer específica al comparar el tratamiento inmediato y el diferido217
2- En pacientes con progresión bioquímica tras prostatectomía radical, al comparar la supervivencia libre de metástasis a 5 y 10 años de los que recibieron terapia hormonal temprana de rescate (iniciada cuando se alcanzan valores de PSA ≤5 ng/ml) vs. tardía (cuando había signos y síntomas de progresión), no se encuentran diferencias estadísticamente significativas. Sólo mejora de manera estadísticamente significativa en un subgrupo de pacientes: Gleason >7 ó duplicación del PSA <1 año (HR = 2,32; [IC 95%: 1,14–4,70])205

Recomendaciones

D En pacientes con progresión bioquímica tras prostatectomía radical en los que se decide tratamiento hormonal, si tienen Gleason >7, PSA ≤5 ng/ml y un tiempo de duplicación del PSA inferior a 1 año, se recomienda que el tratamiento hormonal se aplique de forma temprana.
En los pacientes con progresión bioquímica tras radioterapia o braquiterapia radical en los que se indique tratamiento hormonal, la decisión sobre el momento de aplicarlo debe ser individualizada.
arriba

7.5. Hormonoterapia intermitente vs. continua

Pregunta para responder:

  • En aquellos pacientes sometidos a tratamiento curativo que se encuentran en progresión bioquímica y en los que está indicado el tratamiento hormonal, ¿qué es más eficaz y seguro, aplicarlo de forma continua o aplicarlo de forma intermitente?

La utilización de hormonoterapia de supresión androgénica intermitente se ha justificado por diversas razones4:

  1. Mejora de la calidad de vida en los periodos sin hormonoterapia.
  2. Disminución de costes.
  3. Posible inducción de retraso de la aparición de andrógeno-independencia en el tumor prostático: después de un tiempo variable de tratamiento hormonal (media 24 meses), los tumores prostáticos normalmente recidivan. Existe la teoría de que, si la deprivación androgénica cesara antes de la aparición de células andrógeno-independientes, cualquier crecimiento tumoral posterior se debería a estirpes celulares andrógeno-dependientes, susceptibles de responder a un nuevo ciclo de tratamiento hormonal.

La revisión sistemática Cochrane publicada por Conti et al.218 es un metanálisis que compara la hormonoterapia (HT) intermitente (tras prostatectomía, radioterapia o braquiterapia) vs. HT continua en pacientes con cáncer de próstata. La mayoría de los estudios incluyeron pacientes que no habían recibido tratamiento radical, excepto el estudio de de Leval et al.219, formado por varones con cáncer de próstata en progresión bioquímica tras prostatectomía radical. La mediana de la tasa de progresión a los 3 años fue significativamente menor para la HT intermitente (7% vs. 38,9%). La mortalidad cáncer-específica fue del 5,7% de los tratados con HT intermitente, y del 12,1% de los tratados con HT continua, tras una mediana de seguimiento de 2,4 años. Al analizar el riesgo de progresión bioquímica (definida como PSA ≥10 ng/ml) no se encontraron diferencias significativas al comparar HT intermitente vs. HT continua. En pacientes con Gleason >6, existió una tendencia a menor riesgo de progresión bioquímica en el grupo de HT intermitente (RR = 0,47; [IC 95%: 0,04–4,96]; p = 0,53). La mayoría de los pacientes que recibieron HT experimentaron efectos adversos leves-moderados propios de la supresión androgénica (sofocos, pérdida de libido y disfunción eréctil), que casi siempre desaparecían durante el período sin tratamiento hormonal en el grupo de HT intermitente. Además, la aparición de toxicidad gastrointestinal severa hizo interrumpir el tratamiento en el 4,4% de los pacientes tratados con HT continua y en el 2,9% de los que recibieron HT intermitente219

ECA (1-)

 

 

En cuanto a la función sexual, en un ensayo publicado por Calais et al.220, el 50% de los pacientes incluidos habían sido sexualmente activos en el mes previo. A los 15 meses de tratamiento, mantenían la actividad sexual el 40% del grupo HT intermitente y el 25% del grupo HT continua. En este estudio se obtuvieron resultados iguales en ambos grupos al utilizar escalas de calidad de vida.


ECA (1+)

Resumen de la evidencia

1- En pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical sometidos a HT de rescate, la mediana de la tasa de progresión a los 3 años fue significativamente menor para la HT intermitente comparada con la HT continua (7% vs. 38,9%)219
1- En pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical, habían muerto por el tumor el 5,7% de los tratados con HT de rescate intermitente y el 12,1% de los tratados con HT continua219.
1- En pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical sometidos a HT de rescate, no se encontraron diferencias significativas al comparar HT intermitente vs. HT continua al analizar el riesgo de presentar progresión bioquímica (definida como PSA ≥10 ng/ml). Para Gleason >6, existió una tendencia a menor riesgo de progresión bioquímica en el grupo de HT intermitente (RR = 0,47; [IC 95%: 0,04–4,96]; p = 0,53)219.
1- La mayoría de los pacientes que recibieron HT experimentaron efectos adversos leves-moderados propios de la supresión androgénica (sofocos, pérdida de libido y disfunción eréctil), que desaparecían durante el período sin tratamiento hormonal en el grupo de HT intermitente219.
1- En pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical sometidos a HT de rescate, la toxicidad gastrointestinal severa hizo interrumpir el tratamiento en el 4,4% de los pacientes tratados con HT continua y en el 2,9% de los que recibieron HT intermitente219.
1+ En pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical, el 50% de los hombres habían sido sexualmente activos en el mes previo al momento de inicio de la HT de rescate. A los 15 meses de tratamiento, mantenían actividad sexual el 40% del grupo HT intermitente y el 25% del grupo HT continua220.
1+ Las escalas de calidad de vida tuvieron resultados iguales al comparar HT intermitente vs. continua en pacientes en progresión bioquímica tras prostatectomía radical de rescate220.
A En los pacientes en progresión bioquímica tras tratamiento radical en los que se decide hormonoterapia no se puede determinar si es mejor aplicarla de forma continua o intermitente.
arriba

Bibliografía del apartado 07


  1. 4. European Association of Urology, Aus G, Abbou CC, Bolla M, Heidenreich A, Van Poppel H., et al. EAU Guidelines on Prostate Cancer. 2007.
  2. 14. Grupo de trabajo sobre GPC. Elaboración de Guías de Práctica Clínica en el Sistema Nacional de Salud. Manual Metodológico. Madrid: Plan Nacional para el SNS del MSC. Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud-I+CS; 2007. Guías de Práctica Clínica en el SNS: I+CS Nº 2006/0I.
  3. 16. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). Clinical Guideline. Prostate Cancer: diagnosis and treatment. Full Guideline. 2008 Feb.
  4. 17. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE). Clinical Guideline. Prostate Cancer: diagnosis and treatment. Evidence review. 2008 Feb.
  5. 126. Nilsson S, Norlen BJ, Widmark A. A systematic overview of radiation therapy effects in prostate cancer. Acta Oncol. 2004;43(4):316-81
  6. 173. Hamilton M. A rating scale for depression. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1960; 23:56-62.D’Amico AV, Manola J, Loffredo M, Renshaw AA, DellaCroce A, Kantoff PW. 6-month androgen suppression plus radiation therapy vs radiation therapy alone for patients with clinically localized prostate cancer: a randomized controlled trial. JAMA. 2004;292(7):821-7.
  7. 174. Han M, Partin AW, Pound CR, Epstein JI, Walsh PC. Long-term biochemical disease-free and cancer-specific survival following anatomic radical retropubic prostatectomy. The 15-year Johns Hopkins experience. Urol Clin North Am. 2001;28(3):555-65.
  8. 185. Stephenson AJ, Kattan MW, Eastham JA, Dotan ZA, Bianco FJ, Jr., Lilja H, et al. Defining biochemical recurrence of prostate cancer after radical prostatectomy: a proposal for a standardized definition. J Clin Oncol. 2006;24(24):3973-8.
  9. 190. MacDonald OK, Schild SE, Vora S, Andrews PE, Ferrigni RG, Novicki DE, et al. Salvage radiotherapy for men with isolated rising PSA or locally palpable recurrence after radical prostatectomy: do outcomes differ? Urology. 2004;64(4):760-4.
  10. 192. Han M, Pound CR, Potter SR, Partin AW, Epstein JI, Walsh PC. Isolated local recurrence is rare after radical prostatectomy in men with Gleason 7 prostate cancer and positive surgical margins: therapeutic implications. J Urol. 2001;165(3):864-6.
  11. 193. Rosser CJ, Chichakli R, Levy LB, Kuban DA, Smith LG, Pisters LL. Biochemical disease-free survival in men younger than 60 years with prostate cancer treated with external beam radiation. J Urol. 2002;168(2):536-41.
  12. 194. Horwitz EM, Thames HD, Kuban DA, Levy LB, Kupelian PA, Martinez AA, et al. Definitions of biochemical failure that best predict clinical failure in patients with prostate cancer treated with external beam radiation alone: a multi-institutional pooled analysis. J Urol. 2005;173(3): 797-802.
  13. 195. Taylor JA, III, Koff SG, Dauser DA, McLeod DG. The relationship of ultrasensitive measurements of prostate-specific antigen levels to prostate cancer recurrence after radical prostatectomy. BJU Int. 2006;98(3):540-3.
  14. 196. Roach M, III, Hanks G, Thames H, Jr., Schellhammer P, Shipley WU, Sokol GH, et al. Defining biochemical failure following radiotherapy with or without hormonal therapy in men with clinically localized prostate cancer: recommendations of the RTOG-ASTRO Phoenix Consensus Conference. Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2006;65(4):965-74.
  15. 197. Kuban DA, Levy LB, Potters L, Beyer DC, Blasko JC, Moran BJ, et al. Comparison of biochemical failure definitions for permanent prostate brachytherapy. Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2006;65(5):1487-93.
  16. 198. Kuban D, Thames H, Levy L, Horwitz E, Kupelian P, Martinez A, et al. Failure definition-dependent differences in outcome following radiation for localized prostate cancer: can one size fit all? Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2005;61(2):409-14.
  17. 199. Quero L, Mongiat-Artus P, Ravery V, Maylin C, Desgrandchamps F, Hennequin C. Salvage radiotherapy for patients with PSA relapse after radical prostatectomy: a single institution experience. BMC Cancer. 2008;8(1):26.
  18. 200. Pazona JF, Han M, Hawkins SA, Roehl KA, Catalona WJ. Salvage radiation therapy for prostate specific antigen progression following radical prostatectomy: 10-year outcome estimates. J Urol. 2005;174(4 Pt 1):1282-6.
  19. 201. Stephenson AJ, Shariat SF, Zelefsky MJ, Kattan MW, Butler EB, Teh BS, et al. Salvage radiotherapy for recurrent prostate cancer after radical prostatectomy. JAMA. 2004;291(11):1325-32.
  20. 202. Brooks JP, Albert PS, Wilder RB, Gant DA, McLeod DG, Poggi MM. Long-term salvage radiotherapy outcome after radical prostatectomy and relapse predictors. J Urol. 2005;174(6): 2204-8, discussion.
  21. 203. Freedland SJ, Humphreys EB, Mangold LA, Eisenberger M, Dorey FJ, Walsh PC, et al. Risk of prostate cancer-specific mortality following biochemical recurrence after radical prostatectomy. JAMA. 2005;294(4):433-9.
  22. 204. D’Amico AV, Moul J, Carroll PR, Sun L, Lubeck D, Chen MH. Prostate specific antigen doubling time as a surrogate end point for prostate cancer specific mortality following radical prostatectomy or radiation therapy. J Urol. 2004;172(5 Pt 2):S42-S46.
  23. 205. Moul JW, Wu H, Sun L, McLeod DG, Amling C, Donahue T, et al. Early versus delayed hormonal therapy for prostate specific antigen only recurrence of prostate cancer after radical prostatectomy. J Urol. 2004;171(3):1141-7.
  24. 206. Ward JF, Sebo TJ, Blute ML, Zincke H. Salvage surgery for radiorecurrent prostate cancer: contemporary outcomes. J Urol. 2005;173(4):1156-60.
  25. 207. Grossfeld GD, Stier DM, Flanders SC, Henning JM, Schonfeld W, Warolin K, et al. Use of second treatment following definitive local therapy for prostate cancer: data from the caPSURE database. J Urol. 1998;160(4):1398-404.
  26. 208. Faria SL, Mahmud S, Souhami L, David M, Duclos M, Shenouda G, et al. No immediate treatment after biochemical failure in patients with prostate cancer treated by external beam radiotherapy. Urology. 2006;67(1):142-6.
  27. 209. Pinover WH, Horwitz EM, Hanlon AL, Uzzo RG, Hanks GE. Validation of a treatment policy for patients with prostate specific antigen failure after three-dimensional conformal prostate radiation therapy. Cancer. 2003;97(4):1127-33.
  28. 210. Bianco FJ, Jr., Scardino PT, Stephenson AJ, DiBlasio CJ, Fearn PA, Eastham JA. Long-term oncologic results of salvage radical prostatectomy for locally recurrent prostate cancer after radiotherapy. Int J Radiat Oncol Biol Phys. 2005;62(2):448-53.
  29. 211. Stephenson AJ, Scardino PT, Bianco FJ, Jr., DiBlasio CJ, Fearn PA, Eastham JA. Morbidity and functional outcomes of salvage radical prostatectomy for locally recurrent prostate cancer after radiation therapy. J Urol. 2004;172(6 Pt 1):2239-43.
  30. 212. Grado GL, Collins JM, Kriegshauser JS, Balch CS, Grado MM, Swanson GP, et al. Salvage brachytherapy for localized prostate cancer after radiotherapy failure. Urology. 1999;53(1): 2-10.
  31. 213. Pisters LL, Leibovich BC, Izawa J, Blute ML, Madsen L, Scott S, et al. A comparison of biochemical outcome following salvage prostatectomy or cryosurgery for locally recurrent prostate cancer after radition therapy. International journal of radiation oncology, biology, physics. 2006;51:294.
  32. 214. Pisters LL, von Eschenbach AC, Scott SM, Swanson DA, Dinney CP, Pettaway CA, et al. The efficacy and complications of salvage cryotherapy of the prostate. J Urol. 1997;157(3):921-5.
  33. 215. Cespedes RD, Pisters LL, von Eschenbach AC, McGuire EJ. Long-term followup of incontinence and obstruction after salvage cryosurgical ablation of the prostate: results in 143 patients. J Urol. 1997;157(1):237-40.
  34. 216. Gelet A, Chapelon JY, Poissonnier L, Bouvier R, Rouviere O, Curiel L, et al. Local recurrence of prostate cancer after external beam radiotherapy: early experience of salvage therapy using high-intensity focused ultrasonography. Urology. 2004;63(4):625-9.
  35. 217. Nair B, Wilt T, MacDonald R, Rutks I. Early versus deferred androgen suppression in the treatment of advanced prostatic cancer. Cochrane Database Syst Rev. 2002;(1):CD003506.
  36. 218. Conti P, Atallah A, Arruda H, Soares B, El DR, Wilt T. Intermittent versus continuous androgen suppression for prostatic cancer. Cochrane Database Syst Rev. 2007;(4):CD005009.
  37. 219. de Leval J, Boca P, Yousef E, Nicolas H, Jeukenne M, Seidel L, et al. Intermittent versus continuous total androgen blockade in the treatment of patients with advanced hormone-naive prostate cancer: results of a prospective randomized multicenter trial. Clin Prostate Cancer. 2002;1(3):163-71.
  38. 220. Calais F, Bono A, Wkealan P. Phase III study of intermittent MAB versus continuous MAB international cooperative study. Eur Urol. 2002;419(Suppl):A 531.

Última actualización: 27 de noviembre de 2008

Logo del Ministerio de Sanidad y Consumo Logo del Plan de Calidad del Sistema Nacional de SaludInstituto Aragonés de Ciencias de la Salud

 

Copyright | Ayuda | Mapa