Información para pacientes

gpc desactualizada
Nota: Han transcurrido más de 5 años desde la publicación de esta Guía de Práctica Clínica y está pendiente su actualización. Las recomendaciones que contiene han de ser consideradas con precaución teniendo en cuenta que está pendiente evaluar su vigencia.

APRENDIENDO A CONOCER Y VIVIR CON LA EPOC

¿Cuáles son los síntomas?

Los primeros síntomas comienzan con tos y expectoración y luego siguen con dificultad para respirar o disnea y con fatiga o ahogo al andar y al aumentar la actividad física, como por ejemplo al subir escaleras o caminar cuesta arriba. Poco a poco la persona, sin darse cuenta de que tiene los primeros síntomas de la enfermedad, deja de hacer aquellas tareas que le suponen esfuerzo y le ocasionan ahogo, y con el tiempo llegan a suponer un esfuerzo tareas como vestirse y bañarse. Como la cantidad de oxígeno en la sangre disminuye, y además aumenta la de dióxido de carbono que no ha podido ser eliminada, se sufren otros síntomas como son la sensación de agotamiento, falta de concentración, e incluso opresión en el pecho. Si el corazón y la circulación continúan afectándose puede producrise hinchazón o edema en los tobillos y en las piernas.

Las personas con EPOC tienen más riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, porque la EPOC y las enfermedades del corazón, a menudo, van de la mano. A largo plazo el tabaquismo es una de los mayores riesgos para padecer ambas enfermedades. Controlar estos factores, y otros que pueda padecer, mejorará su situación.

Las personas que padecen EPOC pueden pensar inicialmente que tienen una tos leve, normal en fumadores, o que todo se debe a la edad o al hecho de estar en baja forma física; pero los síntomas de la EPOC suelen estar presentes de forma constante desde el inicio y van empeorando lenta pero progresivamente a lo largo de los años.

 

La EPOC es una enfermedad prevenible y tratable. Aunque no tiene cura definitiva, sin embargo, los síntomas se pueden controlar para mejorar la caliad de vida. Los pulmones y las vías respiratorias dañadas no se pueden reparar, pero todos los síntomas de la EPOC se pueden reducir si se toman las medidas adecuadas y usted colabora activamente. Haciéndolo así se incrementarán sus años de vida y la calidad de los misos. Depende de usted y del grado de control que tome de su enfermedad.

Página 6 de 30

Última actualización: marzo de 2014

Logo del Ministerio de Economía y CompetitividadLogo del Ministerio de Sanidad Política Social e IgualdadLogo del Plan de Calidad del Sistema Nacional de SaludAgencia Laín Entralgo (Comunidad de Madrid)